Gatos que parecen liebres

22.09.2014 19:05

Ojo con los gatos que parecen liebres...  El otro día entrevistando a un ex-político, comencé a pensar y profundizar sobre este tema: los gatos disfrazados de liebres. Ese mismo día por la tarde el político retirado debía dar una conferencia sobre el éxito en una campaña electoral. Me contaba cómo debía comportarse un político para conseguir conectar con el ciudadano; esa era la clave, llegar al pueblo. Mencionaba aspectos como la forma de hablar en un discurso, el volumen, la importancia de los gestos, la ropa, la mirada, los colores, incluso el perfume... y la verdad, me pareció muy bueno, creo que todos sus métodos tendrían éxito... pero empecé a acordarme de los sofistas de la antigua Grecia, según la descripción de Esquilo, que venía a ser “un sabio útil”; sabían a la perfección cómo defender un tema y lo hacían a cambio de unas monedas, pero "EL TEMA" era lo de menos. Y digo yo: ¿esto no es engañar? Y aquí se me abren dos vertientes:

La primera: Si a un político tienen que explicarle todo esto… ¿no sería mejor que se dedicase a otra cosa? ¿dónde están los líderes naturales? aquellos a los que no tenían que explicarles todo esto, los políticos de cuna, los que te convencían y encandilaban con una mirada o una sola palabra bien dicha, en el momento preciso con la intensidad justa y a la persona adecuada. Los que también se equivocaban, por supuesto, pero lo admitían y eso te hacía pensar que eran humanos como tú y todavía te gustaban más y así aun con sus errores seguíamos “para alante”.  Me quedo con los políticos de vocación y no de bolsillo.

Segunda vertiente: Si todo ese tiempo, esfuerzo y dinero que gastan en que todo PAREZCA verdad lo invirtiesen en que realmente fuese VERDAD ¿no saldríamos todos ganando? el político en credibilidad y carrera y los ciudadanos en calidad de vida. No abras las manos y me enseñes tus palmas porque sea signo de verdad, honestidad y lealtad. Se honesto, leal y cumple lo que prometes. Quiero conocer al político tal cual es, sin sonrisas forzadas, sin acercamientos a la gente solo en campañas y sin utilizar a los jóvenes con falsas promesas más que estudiadas y preparadas.

¿Quienes son los políticos de hoy en día? Caras visibles sin carisma ni convicción que se dejan manejar por los entendidos en el arte de “llegar al pueblo”, sofistas que venden su discurso al mejor postor o pobres Don Quijotes que creen que con su idea van a alimentar a una nación?

 Quiero al político líder, honesto, trabajador, leal y que no olvide que su TRABAJO es vocación de servicio y si se equivoca, que esté tranquilo que el pueblo no es tonto y si está bien cuidado será clemente. Y el que no sea capaz ¡a otra cosa!

 Llegados a éste punto de desilusión y agnosticismo hacia la gran mayoría de ellos, no es de extrañar que ya lo único que nos interese sean los resultados. Gestores, tecnócratas que hagan su trabajo lo mejor posible ¡qué menos!.  Es normal… (como diría Punset).

Mi más sentido pésame a todos los buenos políticos, que algunos hay, que tienen que aguantar a esta especie parásita cada día. Ánimo, que por vosotros todavía conservo la esperanza.

Tema: Gatos que parecen liebres

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Noticias

24.03.2014 23:36
¿Le gustaría conocer más detalles sobre nuestros servicios? Por favor, no dude en contactarnos....
1 | 2 >>

Encuesta

¿Cambiarás tu voto en las próximas elecciones municipales?

(73)
No (17)

Votos totales: 102

Contacto

María José García Alicante
info@mariajosegarcia.net